COMPARTIR ATÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Usufructo de una herencia: todo lo que necesitas saber para calcularla

usufructo herencia
ÍNDICE DE CONTENIDOS

El usufructo en una herencia es uno de los conceptos más conocidos pero, a la vez, uno de los que dudas genera. Conocemos su definición general como frutos o provechos derivados de un bien, pero son pertinentes preguntas como si se puede compartir, qué tipos existen, a qué bienes afecta, si se puede ceder, cuándo se extingue o qué obligaciones genera, entre otras.

Para arrojar algo de luz sobre lo que supone, recopilamos información relevante sobre el derecho de usufructo.

Qué es el usufructo de una herencia

El usufructo se define como el derecho a disfrutar bienes ajenos y las rentas que estos generen con la obligación de conservarlos. Recalcamos lo de bienes ajenos, lo que quiere decir que la persona sobre la que recae la herencia en usufructo no es propietaria.

Eso nos lleva a distinguir entre el nudo propietario y el usufructuario: el primero es el propietario de los bienes, y el segundo quien los disfruta. En una herencia, quien habitualmente es usufructuario es el viudo o viuda de la persona que fallece y deja sus bienes. Queda protegido por ley, aunque los recursos pertenecen a los herederos legítimos (como los hijos).

¿Se puede compartir el usufructo?

El usufructo compartido es una posibilidad, y permite dividirlo a partes iguales para favorecer a más de una persona. Supongamos, por ejemplo, que se trata de una mujer viuda y sin hijos ni padres que divide el usufructo entre sus dos hermanos a partes iguales, y deja la nuda propiedad a sus sobrinos (hijos de los anteriores).

Según los/as notarios/as, conviene hacer constar la participación de cada uno en usufructo para dejar claro si, cuando uno muera, su parte resulta a favor del otro usufructuario o se consolida con la nuda propiedad.

Tipos de usufructo

El usufructo puede tener distinta naturaleza atendiendo a factores como el tiempo de disfrute o la amplitud del mismo. Una distinción frecuente se hace entre usufructo vitalicio y usufructo universal, que abordamos a continuación.

También se habla de usufructo voluntario cuando la voluntad de las partes queda recogida en contrato o testamento; o de usufructo legal, cuando es la propia ley la que lo regula. Este último se da, sobre todo, en las sucesiones abintestato.

Diferencia entre usufructo vitalicio y usufructo universal

El usufructo vitalicio es el que se extingue con el fallecimiento de la persona que disfruta de él. En el temporal, en cambio, el tiempo de disfrute queda establecido en el momento en que se concede. No se prolonga toda la vida, como sucede con el anterior.

¿Qué bienes pueden representar el usufructo?

La vivienda es uno de los usufructos más habituales. El usufructuario puede utilizar la casa o el piso, o incluso ponerlo en alquiler, beneficiándose de las rentas que de ello se generen. Los herederos no pueden apropiarse de ella, pero el usufructuario tampoco puede acometer acciones como venderla porque, sencillamente, no le pertenece.

También es habitual el usufructo sobre acciones o participaciones de una empresa familiar. Quien goza de este puede recibir los beneficios que se generen en la medida en que se haya dejado en testamento o acordado, pero no tiene la condición de socio. Quien ostenta esta última es el heredero.

El usufructo de dinero es otro tipo frecuente. El usufructuario tiene derecho a disponer de las cantidades que se hallen depositadas en una entidad bancaria, por ejemplo. Le pertenecen los intereses que se generen, pero el dinero tampoco es suyo y los herederos le pueden exigir la devolución de lo que gaste. Por lo tanto, es uno de los más complejos de gestionar.

¿Se puede heredar el usufructo?

El usufructo no se hereda porque el derecho se termina con el fallecimiento de la persona que lo ostenta, entre otras causas de extinción que repasaremos más adelante.

¿Se puede ceder el usufructo a un hijo?

El usufructo no se puede dejar en herencia por el motivo que exponemos, pero sí se puede renunciar a él para favorecer a un hijo como heredero legítimo.

Pero hay que tener en cuenta que, para poderlo ceder, el usufructuario ha tenido que aceptarlo y registrarlo antes, así que la cesión tributará como donación. Habría que consultar a un/a abogado/a o al/la mismo/a notario/a para que lo considere y pueda proceder con todas las garantías.

¿Cómo se pierde el derecho a usufructo?

El derecho a usufructo termina cuando se da alguno de los siguientes escenarios:

  • Cuando fallece el usufructuario en caso de usufructo vitalicio, o fin del periodo previamente fijado en el usufructo temporal.
  • Cuando el usufructuario se convierte en nudo propietario de los bienes, por ejemplo, porque este último vende al anterior el bien.
  • Cuando el usufructuario renuncia a su derecho, que se consolidaría con la masa hereditaria.
  • Cuando el bien se pierde, luego no se puede disfrutar de él.
  • Cuando el usufructo no se disfruta durante un periodo de seis años en caso de tratar de un bien mueble, u 11 si hablamos de un inmueble.

Cómo se calcula el usufructo de una herencia

El valor del usufructo se puede calcular, y es habitual hacerlo cuando se trata de pagar el Impuesto de sucesiones u otros.

Si se trata de usufructo temporal, se tiene en cuenta el 2% del valor total del bien por cada año, hasta un máximo del 70%. Para el cálculo del usufructo vitalicio, se resta a 89 la edad del usufructuario, considerando un mínimo del 10% y un máximo del 70%.

Veamos un ejemplo: Irene ha dejado en herencia una vivienda que compró hace 10 años, y cuyo valor asciende a 120 000 euros. Su cónyuge viudo, Alberto, tiene 70 años y derecho a usufructo.

  • Si fuera temporal: 10 años que tiene la vivienda por 2 da como resultado 20. Luego 120 000 del valor de la vivienda por el 20%, es igual a 24 000 euros.
  • Si fuera vitalicio: 89 menos 70 años que tiene Alberto, da como resultado 19. Luego 120 000 del valor de la vivienda por 19%, es igual a 22 800 euros.

Cuánto se paga por extinción de usufructo

Es difícil contestar a la pregunta de cuánto cuesta quitar el usufructo porque depende las circunstancias. Hay que considerar si el usufructo no está prescrito, si no lo está o cuánto se debe pagar de impuestos.

En los casos más sencillos con impreso de liquidación, un/a notario/a podría cobrar entre 80 y 100 euros por la instancia más el IVA. Pero otras veces se dan presupuestos bastante más elevados porque requieren la cancelación en escritura u otros trámites.

¿El usufructuario paga Impuesto de sucesiones?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que conviene planificar bien para evitar dobles tributaciones fiscales por el usufructo. La legítima del cónyuge viudo, por ejemplo, implica pagar el Impuesto de sucesiones dos veces: usufructuario y nudo propietario al inicio, y luego otra vez cuando se produzca el fallecimiento del primero para consolidar la plena propiedad.

Los especialistas que asesoren a la familia pueden aclarar otras cuestiones sobre pagos. Por ejemplo, en cuanto a quien paga la plusvalía municipal, se trata del nudo propietario porque el usufructuario no es el propietario del bien. Cuando se extingue el usufructo, no hay que pagar de nuevo.

Lo que sí paga el usufructuario es el IBI, la Tasa de recogida de residuos sólidos y los gastos ordinarios. Además, debe declarar el bien en su renta cuando no se trate de la vivienda habitual. Será el nudo propietario, por su parte, quien asuma gastos extraordinarios y de capital.

Cancelar el usufructo de una herencia

La cancelación procede cuando se dan algunas de las causas recogidas más arriba. El nudo propietario podrá cancelar el derecho real presentando la instancia correspondiente en el Registro de la Propiedad. Esta debe tener firma legitimida, y no hay por qué hacer escritura pública.

Para la firma se puede proceder ante notario/a y en el mismo Registro de la Propiedad, y en este último caso sería un trámite gratuito. Lo que sí tiene coste es la inscripción de la cancelación, a la que se aplicarán las tarifas oficiales del organismo.

¿Se puede quitar el usufructo vitalicio?

El derecho de usufructo se puede quitar siempre y cuando se den algunas de las causas que ya hemos expuestos. Agregamos una más, y es que el derecho de usufructo también se pierde cuando se produce la expropiación forzosa del bien. La administración que acomete la expropiación tendrá que subrogarla con otra de igual valor y en iguales condiciones, o bien abonar el usufructo el interés legal del importe por todo el tiempo que pudiera disfrutar de este.

Instancia para cancelar el usufructo

En los registros hay modelos de instancia para quitar el usufructo, pero rellenarla no debe ser fácil para quienes no tienen conocimientos en la materia, más aún si se deben sumar liquidaciones de impuesto y otros. Por eso es común acudir al/la notario/a o a un despacho de abogados/as.

Extinción de usufructo por fallecimiento

Para levantar el usufructo por fallecimiento, decíamos, hay que considerar las circunstancias en las que se da el hecho: si ha prescrito, si no y las tributación que haya que afrontar.

Por ejemplo levantar el usufructo vitalicio por fallecimiento puede ser un trámite simple a resolver en el mismo Registro de la Propiedad con firma legitimida. Un/a notario/a te debería cobrar poco, y si lo haces en el mismo Registro solo aplicarán las tasas propias de la inscripción de cancelación.

¿Qué hacer cuando fallece el usufructuario?

Fallecido el usufructuario, el usufructo se consolidará a la propiedad. Es necesario presentar la instancia ya comentada en el Registro de la Propiedad, sin que sea necesaria la escritura pública, y se deberá legitimar con firma.

Eso sí, antes de presentar la instancia debes liquidar los impuestos que correspondan, como el Impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) o el de Sucesiones y donaciones. Es posible que hayan prescrito, pero igualmente habrá que presentar la liquidación a la Agencia Tributaria.

Cómo tributa el usufructo de una herencia

Es frecuente preguntarse cómo deben liquidarse los impuestos correspondientes en caso de herencia con usufructo.

En cuanto al Impuesto de sucesiones, recordemos que se calcula sobre el valor real de los bienes recibidos y siguiendo lo fijado por cada comunidad autónoma en relación a baremos, coeficientes y otros. Para afrontarlo, se reparte entre el nudo propietario y el usufructuario de manera proporcional, así que hay que considerar los cálculos que hemos especificado para saber cuánto corresponde al usufructuario. Los hijos u otros herederos legítimos tributarán por el resto del valor.

En cuanto a los impuestos locales, destaca el de plusvalía, y ya decíamos que recae sobre la persona que recibe la herencia como sujeto pasivo. Los ordinarios, como el IBI o la denominada tasa de basuras, se consideran gastos corrientes que debe asumir el usufructuario, como persona que disfruta el bien.

Como hemos visto, OCU recomienda no dejar el usufructo en herencia, pues existen alternativas más ventajosas desde el punto de vista práctico y fiscal. Y es que, en primer lugar, la existencia de usufructuario obliga a los nudos propietarios a buscar el consenso al disponer del bien. En segundo lugar, el viudo debe tributar en IRPF y, cuando fallezca, habrá que volver a pagar el Impuesto de sucesiones por la consolidación.

Desde este punto de vista, interesa más que los bienes pasen directamente a favor de los hijos pero, ¿cuáles serían las alternativas para el viudo? Siguiendo a OCU, si la economía de la familia lo permite es mejor prever el pago de este derecho legítimo adjudicándole bienes concretos en plena propiedad, o mejor aún, compensándole con la cantidad equivalente en dinero (lo que evitará pagar por otra propiedad en herencia en el futuro).

También es posible que la mitad de los bienes gananciales sea suficiente para el viudo, que podría proceder a la renuncia pura y simple para favorecer a los demás herederos legítimos (los hijos).

Con todo, es necesario conocer bien la naturaleza del usufructo en cuanto a tipos y derechos y deberes que genera. Además, se puede recurrir a alternativas para acceder a condiciones más ventajosas.

VALORACIÓN DEL ARTÍCULO
5/5

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Necesitas ayuda con el papeleo?

Si necesitas una gestoría profesional que se encargue de todo el papeleo funerario, de herencias, testamentos, etc

PODEMOS AYUDARTE