Testamento vital: qué es y cómo se hace

testamento vital
ÍNDICE DE CONTENIDOS

Al hablar de testamento vital se nos viene a la cabeza el de bienes, pero no es lo mismo. Una persona puede disponer cómo desea ser tratado en su días finales y qué prefiere que hagan con su cuerpo.

A continuación, vamos a ver todos los detalles del testamento vital: qué es, qué incluye, cómo se redacta o cuál es su precio, entre otras cosas.

¿Qué es un testamento vital?

El testamento vital se conoce también como Documento de Instrucciones Previas o Testamento de Voluntades Anticipadas. En él una persona deja por escrito cuál es su voluntad en torno a los tratamientos médicos a recibir, o qué quiere que hagan con su cuerpo cuando muera.

El documento marcará la pauta de la asistencia que el paciente recibirá en sus últimos días, exonerando a los profesionales de la salud de cualquier responsabilidad ante la justicia y sus familiares. Eso sí, no se puede incluir nada que sea contrario a la ley, a la ética o al criterio profesional del personal sanitario. Un médico, por ejemplo, no practicará la eutanasia activa.

¿Qué debe incluir este testamento vital?

Atendiendo a lo anterior, el testamento vital recogerá los deseos relativos a los cuidados médicos, si quiere donar sus órganos, si prefiere ser enterrado o incinerado o quién es la persona autorizada para interpretar y supervisar las indicaciones contenidas en el mismo testamento vital.

¿Cómo redactar el documento?

El testamento vital debe incluir los datos personales, esto es, su nombre, apellidos, DNI y dirección. Es necesario facilitar la constatación de su identidad.

El documento debe hacer alusión a las capacidades psicofísicas de la persona, que al momento de redactarlo y depositarlo estará en plenas facultades. Construcciones del tipo “en plenitud de mis facultades” son necesarias en el testamento vital.

Se debe indicar también cómo desea que sea la atención médica en caso de deterioro físico o mental, y es posible realizar un listado de supuestos que contemple varias situaciones, con instrucciones asociadas a cada una. De esta forma, es común que hagan testamento vital las personas a las que se diagnostica una enfermedad potencialmente mortal, como el cáncer, o que es neurodegenerativa.

Otro párrafo del documento citará a la persona que debe actuar como representante, velando por que se dé cumplimiento a todas las especificaciones dadas por el/la firmante.

Además, se recogerá la exoneración de los facultativos que le atiendan ante cualquier responsabilidad civil o penal, siempre que se respete la voluntad. Asimismo, se expresará el derecho a revocar tal declaración, sea de manera oral o escrita.

Preguntas Frecuentes

¿Cuándo tiene validez?

El documento puede tener validez al momento en el que se otorga, pero debe inscribirse en un Registro público. De esta forma, un médico podrá consultarlas las voluntades y aplicarlas.

El marco legislativo en torno al testamento vital se compone de varios textos: la Ley 14 de 2002, que regula la autonomía del paciente y sus derechos y obligaciones; el Real Decreto 124 de 2007, que regula el Registro Nacional de Instrucciones Previas; y el normativas legales de las comunidades autónomas.

En caso de dudas, se puede consultar alguno de estos documentos antes de acudir a notaría.

¿Cuanto cuesta un testamento vital?

Hoy día, el testamento vital puede tramitarse online en empresas de abogados y notarios, por unos 150 euros más IVA. El servicio puede incluir un análisis de la situación, el asesoramiento profesional de un experto, los gastos de notaría, las copias o los desplazamientos, en caso de necesidad.

Todo dependerá de los servicios requeridos y de las tarifas que se apliquen en la provincia de residencia, luego el precio es orientativo. Puede ser mayor o menor.

¿Se puede modificar una vez realizado?

El testamento vital se puede modificar y anular cuando lo desee el/la firmante. Puede redactar un documento nuevo y volver a depositarlo, pero debe asegurarse de que quedan destruida las copias de los anteriores (especialmente cuando se hace ante testigos que pueden quedarse con una).

¿Dónde inscribirlo?

Dependerá de cada comunidad autónoma, pues son estas las que tienen las competencias para regular lo que concierna al documento. En general, hay tres formas de hacerlo: en notaría, ante el personal del Registro autonómico o ante tres testigos. En este último caso, los tres testigo deben firmar el documento, pero dos de ellos no pueden tener relación familiar o económica con quien dispone sus voluntades.

En todo caso, insistimos en que hay que consultar la legislación de cada comunidad autónoma para asegurar que el documento tendrá validez.

¿Quiénes pueden otorgarlo?

Toda persona mayor de 18 años, o emancipados que no estén bajo la patria potestad de sus padres o tutores a partir de los 16 años. Es requisito indispensable que se encuentre en plenas facultades mentales y que no haya sido coaccionada.

El testamento vital es, en resumen, una manera oficial de recoger las últimas voluntades respecto a la asistencia sanitaria y los cuidados que se desean recibir, así como qué se debe hacer con el cuerpo una vez la persona fallezca. Para depositarlo, hay que asegurarse de que incluye lo necesario.

VALORACIÓN DEL ARTÍCULO
5/5

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMPARTIR ATÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on print