tanatorio

Tanatorios ¿Para qué sirven exactamente?

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Por desgracia, estamos más familiarizados con los tanatorios de lo que nos gustaría ya que seguro que alguna vez hemos tenido que acudir a uno de ellos alguna vez; bien para despedir a ser querido fallecido o bien para presentar nuestros respetos y proporcionar consuelo a alguien que ha sufrido una pérdida.

Por lo tanto, por regla general solemos identificar fácilmente a un tanatorio pero… ¿Sabemos exactamente qué es? ¿Qué servicios ofrece? Te lo explicaremos todo a continuación.

¿Qué es un tanatorio?

Un tanatorio es un edificio en el que se conserva un cuerpo antes de recibir sepultura o ser incinerado. Estos edificios suelen estar configurados y dispuestos de una forma en la que a los familiares les resulte cómodo acompañar y recibir las condolencias de parientes, amigos y conocidos, que se desplazan al lugar para dar el pésame.

Por lo tanto, la principal característica de los tanatorios es que cuenta con las salas de vela que pueden ser de dos tipos:

  • Salas de vela castellanas. En ella el féretro permanece en un habitáculo independiente, y los asistentes pueden verlo a través de un cristal. Son las más habituales.
  • Salas de vela al estilo catalán. El ataúd sí está dentro de la sala en la que se encuentran los familiares, en el centro, de modo que los asistentes pueden rodearlo.

¿Es lo mismo un tanatorio que morgue?

La definición oficial, la de la Real Academia, habla del tanatorio como un edificio en el que son depositados los cadáveres, lo que puede dar lugar a confusión. El hecho de albergar cuerpos es algo que tiene en común con la morgue, sí, pero la finalidad es distinta.

En la morgue o depósito de cadáveres se suelen almacenar cuerpos que no pueden ser enterrados o cremados bajo las condiciones habituales, por motivos científicos o judiciales, o por razones excepcionales de falta de espacio (Como sucedió durante la crisis del coronavirus).

El tanatorio no se realizan exámenes anatómicos, sino que son edificios donde velar al fallecido y guardarlo a la espera de que se le pueda dar sepultura o pueda cremado.

Tanatorio vs velatorio ¿Es lo mismo?

No, son dos conceptos diferentes, ya que el tanatorio es el lugar donde tiene lugar el velatorio, al menos, en la mayoría de ocasiones hoy día.

El velatorio es el efecto de velar, es decir, la acción de pasar la noche al cuidado de un difunto. Es lo que se ha hecho tradicionalmente en los domicilios particulares de las personas fallecidas, donde los cuerpos se solían conservar hasta el momento de darles sepultura.

Partes de un tanatorio

Ya hemos hablado de las salas de vela, pero dadas las reuniones que tienen lugar en estos edificios y la finalidad de los mismos, un tanatorio suele disponer de otros espacios como:

  • Salas donde se realizan las prácticas de tanatopraxia y tanatoestética.
  • Oficinas donde se encuentren los responsables de las funerarias.
  • Salón para ceremonias donde se pueda oficiar una misa o algún acto de despedida no religioso.
  • Hornos crematorios donde incinerar a los fallecidos (Solo en ciertos tanatorios).
  • Capillas u oratorios.
  • Cafeterías y máquinas de vending, etc.
  • Parking privado.

Origen e historia

Los tanatorios surgen ante la necesidad de proporcionar a los familiares de un difunto un ambiente adecuado para las primeras horas de duelo. Antes los velatorios tenían lugar en las casas particulares del difunto pero debido a que estas no reunían las condiciones higiénicas necesarias se comenzaron a utilizar los tanatorios.

En España, los primeros tanatorios surgieron en los años 70 con idea de ofrecer espacios que sí garantizaran la comodidad de los familiares y de que el cuerpo se mantuviera en condiciones adecuadas. Partiendo de esos dos objetivos, fueron aglutinando servicios: tantopraxia y tanatoestética, aparcamientos, cafeterías, etc.

Cabe mencionar, como curiosidad, que el primer tanatorio de España abrió en Barcelona, el Sancho de Ávila, que sigue funcionando a día de hoy aunque no en el mismo lugar.

Preguntas Frecuentes

¿Es obligatorio usar el tanatorio?

No es obligatorio, aunque la mayoría de familias se decantan por esta opción hoy día. Algunas optan por velarlo en sus casas, pero en los meses de verano no es nada aconsejable y, de hecho, la policía mortuoria limita dicha práctica.

¿Se puede elegir el tanatorio?

Sí, el tanatorio siempre se puede elegir. El agente funerario le asesorará y le ofrecerá diferentes opciones, aunque las familias suelen escoger la más cercana a donde se encuentra el domicilio o el cementerio en el que será enterrado el fallecido.

¿Cuánto tiempo ha de estar el difunto y familiares en el tanatorio?

No se puede incinerar o enterrar un cuerpo antes de que hayan pasado 24 horas desde el fallecimiento, y ese es el tiempo que suelen pasar un fallecido y sus familiares en el tanatorio. Puede ser más, dependiendo de la familia, de la disponibilidad del horno o cementerio, etc., pero suele ser una estancia breve.

VALORACIÓN DEL ARTÍCULO
5/5

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMPARTIR ATÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on print