esquela

Esquela funeraria: qué es, cómo hacerla y todo lo que necesitas saber

La publicación de la esquela funeraria forma parte de la tradición, y la costumbre se ha mantenido. Suponían toda una herramienta para informar sobre el fallecimiento de alguien y solicitar el acompañamiento en su funeral, y que se publicaba en medios de comunicación variados. Con la llegada de las tecnologías digitales las esquelas no parecen tener tanto sentido como antes, pero no solo han pervivido en la prensa escrita: también se han adaptado a los nuevos tiempos.

Qué es una esquela funeraria y para qué sirve

La esquela es el aviso de fallecimiento de alguien que se publica en periódicos, en las páginas reservadas para ello. Generalmente van en un recuadro negro de línea gruesa que alberga un texto estandarizado en cuanto a la estructura, y donde se suelen incluir datos relevantes sobre la fecha o el lugar donde va a tener lugar el funeral. Se pueden publicar esquelas no solo para anunciar el fallecimiento, sino para recordarlo en el aniversario del mismo.

Lo habitual es asociar esquela a anuncio en el periódico, pero se trata de una aviso que también puede ir en otro soporte. En los núcleos poblaciones diseminados, que proliferan en las zonas montañosas, las esquelas se comparten en el tablón de anuncios, junto a bandos y otra información relevante.

Tal costumbre se mantiene en pueblos en los que sus vecinos siguen relativamente aislados, pues están alejados de localidades más grandes. Además, si son mayores, tampoco estarán muy familiarizados con tecnologías digitales por cuya vía se les puede informar, o no se les avisa de fallecimientos que les gustaría conocer.

Sea como sea, su objetivo no es otro que el de informar o hacer algún ruego, como el de la oración si se trataba de una persona creyente.

¿Existe la esquela digital?

Las grandes cabeceras de la prensa escrita, como El País, El Mundo o ABC, no han dispuesto espacios en sus páginas webs para publicar esquelas, como sí hacen en papel. Hay muchos rincones en Internet que se han convertido en auténticos espacios para la memoria, algunos improvisados y otros específicos. En cuanto al primer grupo, no hay más que darse una vuelta por el vídeo en YouTube de la canción “Wish you were here” de Pink Floyd (“Ojalá estuvieras aquí”), o por los perfiles en redes sociales de personas que fallecen.

Pero hay otros medios específicos como La Esquela Digital que está plenamente especializada en la comunicación de servicios funerarios, luego recogen tanto esquelas como datos relativos a tanatorios e información útil sobre qué hacer en caso de fallecimiento. Hay páginas similares localizadas en una región, como Esquelas de Asturias o Esquelas de Cantabria.

A esto se suman las webs in memoriam, que se habilitan para reunir recuerdos digitales de la persona fallecida. Se popularizó a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Manhattan, y en ellos se pueden publicar fotos, compartir música o vídeos, comentarios, encender una vela virtual, etc. Sirven como cajón de recuerdos de la persona que se va.

Más allá incluso van los funerales en streaming, es decir, la retransmisión digital del funeral para que familiares y amigos de la persona fallecida puedan “asistir”, aunque sea de manera online. La práctica puede verse como algo demasiado postmoderno, pero la crisis sanitaria por el coronavirus, cuando las medidas de confinamiento impidieron dar un último adiós digno a quien se iba, las dotó de todo el sentido.

Cómo hacer una esquela paso a paso

Si quieres comunicar el fallecimiento de un amigo o familiar cercano a través de un esquela, puedes proceder como te explicamos a continuación.

¿A quién debes dirigirte?

Lo más cómodo es que te dirijas directamente a la funeraria. En una empresa como la nuestra nos encargamos de todo, centrando los trámites y procediendo a ejecutarlos de manera efectiva porque sabemos y estamos acostumbrados a hacerlos. Comunícanos el mensaje que te gustaría incluir y nos encargamos.

Si prefieres hacerlo tú por algún motivo, puedes ponerte en contacto con el medio de comunicación donde deseas publicar la esquela. Si se trata de un periódico, hazlo con tiempo, antes de que se cierre la edición del día siguiente, que probablemente será cuando va a tener lugar el entierro. Si es un medio local o regional es posible que haya menos restricciones en cuanto a espacio y horarios de comunicación que si se trata de uno nacional.

¿Qué texto poner?

El texto es algo personal, obviamente, pues hace referencia a quien fallece. Pero la esquela guarda una estructura habitual que conviene conocer, pues sirve de referencia a la hora de elaborar uno.

  1. Nombre completo del fallecido/a.
  2. Títulos, cargos y/o nombre con el que se le conocía.
  3. Datos relativos al día de la defunción y la edad de la persona.
  4. Las siglas QEPD o DEP.
  5. Nombre y parentesco o relación de la persona o personas que encargan la esquela. Si son varios, lo normal es colocar primero al más cercano, como la persona viuda o los hijos.
  6. Información sobre el funeral: hora, lugar donde tendrá lugar, etc. También se aprovecha esta parte del texto para hacer ruegos, por ejemplo, el de hacer una oración por su alma.

En la parte superior, antes del nombre de la persona fallecida, se suele colocar un símbolo religioso que le representara, si es el caso, como la cruz cristina o la Estrella de David judía.

De todas formas, ya decimos que se trata de la estructura habitual, pero esta se puede variar siguiendo los deseos de la familia o del propio fallecido, si lo ha expresado o dejado escrito en las últimas voluntades.

¿Qué precio tiene?

Los precios variarán según el medio, y se basan, sobre todo, en la tirada que tenga (lo que va en relación al número de lectores que suele tener). Los periódicos locales y regionales tienen un impacto menor que el de un diario nacional, así que sus precios serán más asequibles.

Para que te hagas una idea, las tarifas de El País van desde los 1250 euros del modelo de 1×2 módulos (40 mm de alto x 97 mm de ancho); a los 10 200 del modelo 3×4 (133 x 198 mm) un domingo.

Tendrás que contactar con el medio para que te informe de la tarifa y te explique cómo proceder.

¿Cuánto tardan en publicarla?

Si contactas con el medio antes del cierre de la edición en curso, la esquela podría estar publicada al día siguiente, más aún si se trata de un texto informativo con los detalles del funeral. Si por cuestiones de horario no es posible pero aún así quieres seguir publicando la esquela, puedes publicarla al día siguiente y agradecer la asistencia de los asistentes y las condolencias recibidas.

Comunica a la funeraria tus deseos lo antes posible para que puedan hacer los trámites, pues es probable que los apartados habilitados para esquelas en periódicos de tirada nacional se cierren antes.

Ejemplo y plantilla de esquela funeraria

Te dejamos un ejemplo de esquela para comunicar el fallecimiento de alguien:

La señora

Bonifacia Agustina Arenas Arenas

Conocida como Boni

Falleció en Madrid

El 16 de enero de 2000

a los setenta y un años de edad

DEP

Su esposo Fernando García Hernández; hijos Isabel, Amalia, Agustina y Pablo; hermanos Felisa y Joaquín; nietos Amaya, Felisa, Roberto, Agustín, Patricia y Lola; tíos, sobrinos y demás familia.

Ruegan una oración por su alma. El duelo se llevará a cabo en el tanatorio de Mijas a las 16 h., y se despedirá en el cementerio municipal.

La familia ruega un oración por su alma

Y otro para recordar el aniversario de la muerte:

I Aniversario del señor

Don Carlos Jaramillo Jaramillo

Fallecido el 28 de marzo de 2018

DEP

Solo muere quien es olvidado, pero la huella que dejaste en nuestros corazones es imposible de borrar.

Juana, 28 de marzo de 2019

¿Cómo encontrar una esquela de hace años?

Si la esquela se publicó en un medio escrito, puedes intentar buscar en la hemeroteca, un edificio donde se guardan revistas, diarios y publicaciones periódicas y que se pueden consultar. En ese caso, claro, habría que tener una idea aproximada de cuándo se ha producido su fallecimiento. Puedes intentarlo en la hemeroteca digital, dependiente de la Biblioteca Nacional de España, por si hubiera alguna noticia relacionada.

También hay webs específicas, como sucede con Intercementerio, que cuenta con un buscador de esquelas que, al introducir ciertos datos, te devuelve los resultados que haya logrado registrar. Permite también publicar esquelas, encender velas y flores, enviar pésames o condolencias o buscar funerarias, entre otras cosas.

La esquela, en definitiva, es un texto informativo en el que se informa de un fallecimiento, y que sirve también para honrar la memoria de quien se va. Para publicarla, lo más cómodo es trasladar el deseo de la familia a la funeraria, y que esta se encargue de los trámites. Para que pueda aparecer al día siguiente, cuando seguramente tenga lugar el funeral, hay que hacerlo lo antes posible.

Calificación:
5/5
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email