Diferencias nichos tumbas y panteones

Diferencias entre nichos, tumbas y panteones

Comparte este artículo

Tabla de contenidos

Los nichos, tumbas y panteones son tres conceptos fáciles de confundir, sobre todo si es la primera vez que te encuentras en la situación de tener que organizar un funeral. Por ello, en este artículo te vamos a contar sus diferencias para que cuando acudas a la funeraria sepas de lo que se está hablando en cada momento.

¿Qué son las tumbas?

Aunque mucha gente cree que tumba y nicho son palabras sinónimas, nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que ambos son espacios de enterramiento, pero tienen características diferentes. Las tumbas se excavan en el suelo y suelen albergar varios féretros uno encima del otro. Es el método más tradicional y, además, se suele usar la misma tumba para enterrar varios difuntos de la misma familia.

Además, tanto las tumbas como los nichos entran en cualquier póliza de seguro de decesos, así que no te tendrás que preocupar de nada llegado el momento del fallecimiento de un familiar. Por último, aunque su espacio más frecuente es el cementerio, también puede haber tumbas en una iglesia o en una cripta.

¿Qué son los nichos?

En cuanto a los nichos, se trata de pequeños cubículos excavados en una pared o en un muro. Al contrario que las tumbas, solo tienen espacio para un féretro y se suele introducir por una apertura delantera. Asimismo, cabe destacar que además de un ataúd, en un nicho también se puede guardar la urna funeraria.

Otro dato importante es que los nichos no se pueden comprar, sino que pertenecen al ayuntamiento de cada localidad que lo cede a las familias durante un determinado periodo de tiempo. La duración de estas concesiones puede ser de 5, 10, 50 o 75 años. Eso sí, durante ese tiempo la limpieza y mantenimiento del nicho es responsabilidad de la familia a la que está cedido.

¿Qué son los panteones?

Por último, los panteones son el tipo de espacio de enterramiento más espectacular que existe en los cementerios, pues se trata de monumentos funerarios. Cada uno de ellos pertenece a una misma familia y en su interior hay varios espacios individuales para diferentes féretros. En este sentido, los panteones pueden ser considerados obras de arte y, de hecho, algunos visitantes buscan este tipo de espacios por su belleza.

Su principal diferencia con respecto a los nichos y las tumbas es que estos son mucho más pequeños y no cuentan con ningún monumento. Se cree que el origen de los panteones se encuentra en la Antigua Grecia, pues usaban este tipo de edificios para adorar a sus dioses. Posteriormente, los romanos siguieron esta tradición. De hecho, el panteón más famoso del mundo es el Panteón de Agripa, en Roma.

En cuanto a cómo tener un panteón para tu familia, primero tienes que adquirir una parcela de terreno en el cementerio y después contratar a una empresa de albañilería que se dedique a la construcción de panteones específicamente.

En definitiva, las tumbas, nichos y panteones sirven para lo mismo, pero cada uno de los tres tienen características diferentes. Esperamos que con este artículo hayas aprendido sus principales diferencias y que te sea de utilidad cuando tengas que contactar con una funeraria tras la muerte de un ser querido.

¿Necesitas ayuda?

Si necesitas una gestoría profesional que se encargue de todo el papeleo funerario, de herencia, testamentos, etc; podemos ayudarte.

Llámanos. Teléfono gratuito 24

Solicita presupuesto sin compromiso

Rellena los siguientes datos y nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte una atención personalizada.

Solicita presupuesto sin compromiso

Rellena los siguientes datos y nos pondremos en contacto contigo para ofrecerte una atención personalizada.

Hemos recibido tu solicitud

Gracias por contactar con nosotros. En la mayor brevedad posible uno de nuestros profesionales se pondrá en contacto contigo para asesorarte personalmente.

Hemos recibido tu solicitud

Gracias por contactar con nosotros. En la mayor brevedad posible uno de nuestros profesionales se pondrá en contacto contigo para asesorarte personalmente.