Auxilio por defunción: ayudas, trámites y beneficiarios

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Cuando no existe seguro de decesos previamente contratado por el fallecido son muchas las familias que deben enfrentarse a los gastos del entierro.

Sin embargo, no todas cuentan con el respaldo económico necesario. Por este motivo, existe el auxilio por defunción de la Seguridad Social.

¿Qué es el auxilio por defunción?

El auxilio por defunción es una ayuda económica que el Estado provee a las familias de los fallecidos que han tenido que hacer frente a los gastos del sepelio, ya sea en forma de entierro o de incineración.

Prestación de auxilio por defunción

Mucha gente no conoce la existencia de la prestación de auxilio por defunción, así que pasamos a responder algunas de las dudas más habituales a continuación.

¿Cuándo solicitarla?

Es importante remarcar que la prestación de auxilio por defunción se solicita una vez pasado el entierro y que existe un plazo de hasta cinco años para hacerlo.

Lo normal es hacerlo durante los días posteriores al sepelio para cobrarlo cuanto antes.

Beneficiarios

El auxilio por defunción puede solicitarlo el cónyuge o pareja de hecho del difunto/a, así como los hijos o parientes que estuvieran conviviendo con él.

También pueden solicitarlo aquellos familiares o personas que, por circunstancias determinadas, se hayan hecho cargo del coste del entierro. Para ello, se deberá presentarse la documentación necesaria para justificarlo.

Trámites para solicitarla

Con la información disponible en la página web de la Seguridad Social es posible saber requisitos, documentación necesaria, precio y dónde descargar el modelo de solicitud para tener acceso al auxilio por defunción. Aún así, lo explicamos a continuación.

Requisitos

Para poder ser beneficiario de esta ayuda no solo es requisito imprescindible haber sido la persona encargada de hacer frente al gasto del entierro.

También será necesario que la persona fallecida estuviera al corriente del pago de las cotizaciones de la Seguridad Social.

En ningún caso se tendrá acceso a la prestación si el fallecido no estaba dado de alta, si se trataba de un trabajador desaparecido o dado por fallecido, y tampoco pensionistas del Seguro Obligatorio de Vez e Invalidez (SOVI).

Documentos necesarios y modelo de solicitud

Para solicitar el auxilio por defunción se deberá aportar la siguiente documentación:

  • Modelo de solicitud cumplimentado. Puedes descargarlo desde aquí.
  • Acreditación de identidad (DNI en caso de ser español y pasaporte o NIE en caso de extranjeros.
  • Certificado del Acta de defunción del fallecido.
  • Libro de Familia actualizado o actas acreditativas de parentesco que se pueden conseguir en el Registro Civil.
  • Certificado del Ayuntamiento que acredite convivencia para el caso de parejas de hecho y parientes distintos al cónyuge e hijos. 
  • Si no existe parentesco ni convivencia, documento que justifique los gastos del sepello a nombre de la persona que solicita la prestación de auxilio por defunción.

Precio

La cuantía de presentar la solicitud es de 46,50 euros. Tenlo en cuenta a la hora de desplazarte a la oficina porque tendrás que abonarlo en efectivo y, si no abonas la cantidad en efectivo no podrás cursar la solicitud.

¿Cuánto tardan en ingresar la prestación?

Lo normal es que la solicitud se resuelva en un plazo de unos 15 días. Sin embargo, legalmente tienen hasta 90 días para responder a la solicitud.

¿Dónde hacerlo?

Una vez rellenado el modelo de solicitud de Auxilio por Defunción deberás dirigirse a presentarlo en cualquier Centro de Atención e Información de la Seguridad Social, dado que el reconocimiento del derecho pertenece al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

En cambio, en el caso de los trabajadores del mar el derecho lo reconoce el Instituto Social de la Marina (ISM) y la solicitud deberá presentarse en las Direcciones Provinciales de este organismo.

En caso de que el fallecimiento se produjera en el trabajo, deberás presentarlo en la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social.

Otras ayudas por fallecimiento

La pérdida de un ser querido es un momento difícil y no solo a nivel emocional, sino también económico.

Sin embargo, aparte del auxilio por defunción comentado, existen otras ayudas por fallecimiento que pueden solicitar las familias y que explicamos a continuación.

Entierro por beneficiencia

En este caso, cuando la familia pueda demostrar que no tiene ingresos ni propiedades, será el ayuntamiento el encargado de gestionar el entierro por beneficiencia, pagando a la funeraria el servicio completo. Además, el ayuntamiento se encargará del pago del nicho.

Hay que decir que los ayuntamientos suelen tener acuerdos con las funerarias para que este tipo de enterramientos tengan un precio mínimo.

Pensión de viudedad

Se trata de una retribución asignada a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad total, como son las parejas de los fallecidos sin trabajo.

Hay que aclarar que esta ayuda no es obligatoria para casos de enfermedad profesional o accidente de trabajo. 

Además, a partir de 2015, y para el caso de mujeres con 2 o más hijos, se podrá solicitar el complemento por maternidad, que será de un 5% para los casos en que existan 2 hijos, del 10% para 3 hijos y del 15% en caso de que existan 4 o más hijos.

Para calcular la pensión de viudedad se tienen en cuenta varios factores. En cualquier caso, la cuantía mínima está ahora mismo en el 52% de la base reguladora del salario o de la pensión de jubilación. Para casos en los que el fallecido fuera pensionista y tuviera cargas familiares entonces podría subir hasta el 70%.

La pensión de viudedad se cobra mensualmente en 14 pagos: 12 mensualidades con 2 pagas extraodinarias en junio y noviembre. La cantidad ingresada se va actualizando conforme al IPC cada año.

Puedes ampliar información en este enlace.

Pensión de orfandad

Se trata de una ayuda económica dirigida a los hijos del fallecido, así como a los hijos de su cónyuge, que cumplan con los requisitos de acceso a la prestación:

  • Si el fallecido estaba dado de alta o en situación asimilada no se exige un periodo de cotización determinado.
  • Si no estaba dado de alta se exigen 15 años cotizados a lo largo de su vida.

Serán beneficiarios de la prestación todos aquellos hijos menores de 21 años (Los menores de 18 años cobrarán la pensión a través de la persona que lo tenga a su cargo) o mayores de esta edad para casos en los que exista incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez.

También serán beneficiarios aquellos hijos que, con edades comprendidas entre los 21 y los 25 años, no efectúen trabajos por cuenta ajena o cuando, aún realizándolos, no llegan al salario mínimo interprofesional.

Respecto a la prestación económica, hablamos de un 20% de la base reguladora que puede variar en función de la situación laboral y de la causa de la muerte en la fecha del fallecimiento. También se incrementará en el caso de que no sobreviva ninguno de los progenitores (orfandad absoluta).

La pensión de orfandad se paga exactamente igual que la de viudedad, pero a diferencia de esta, la de orfandad está exenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Subsidio en favor de familiares

Otra prestación económica y temporal para los familiares que hayan convivido con el fallecido que cumplan con el periodo de cotización mínimo, el cual varía en función de la situación laboral del fallecido y de la causa de la muerte.

El subsidio en favor de familiares se cobra durante 12 mensualidades, con dos pagas extraordinarias, y representa el 20% de la base reguladora, aunque varía en función de las condiciones laborales del fallecido y de la causa de su fallecimiento.

VALORACIÓN DEL ARTÍCULO
5/5

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMPARTIR ATÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on print