Agentes funerarios. Todo lo que necesitas saber

agente funerario
ÍNDICE DE CONTENIDOS

La pérdida de un ser querido es un momento especialmente difícil en la vida, en el que toda ayuda es de agradecer. Bajo esta premisa nace la figura del agente funerario, que se pone a disposición de la familia del fallecido para realizar distintos tipos de gestiones relacionadas con el proceso del sepelio. En este artículo encontrarás toda la información que necesitas sobre este tipo de profesionales y la labor que desempeñan.

Qué es un agente funerario

El agente funerario es el profesional que contrata una agencia funeraria como encargado de prestar ayuda y asesoramiento a los familiares de la persona fallecida, así como de facilitarles a estos las tareas de tipo administrativo y burocrático que surgen cuando hay que preparar un velatorio y entierro.

Se trata de momentos muy complicados para aquellas personas a las que les toca vivir el duelo por un ser querido, por lo que el papel del personal funerario se vuelve fundamental para que todos los trámites relativos al fallecimiento sean más llevaderos.

En esas horas tan cruciales, los familiares del fallecido necesitan a un profesional que se encargue de todas las gestiones, ya que a estos puede costarles incluso tomar las decisiones más básicas en esos momentos. De ahí que las familias tengan especial consideración por la figura del agente funerario, cuyas labores no se limitan en modo alguno a mostrar una relación de servicios funerarios.

Tanto es así, que todo buen agente funerario sigue un código de conducta consistente en informar y asesorar a quienes han perdido a una persona muy importante para ellos, para que en estos desafortunados momentos tengan las menores preocupaciones posibles.

¿Cuáles son sus funciones?

Las labores del agente funerario van mucho más allá de la mera contratación de servicios funerarios. Desarrolla funciones muy diferentes durante el proceso fúnebre, conformando la realización de un servicio funerario completo. Así pues, el agente funerario es un profesional imprescindible dentro de esta estructura.

Este profesional acompañará a la familia durante todo el proceso, desempeñando labores de información, gestión, asesoramiento, coordinación, etc. En todo momento tratará de facilitar y resolver aquellas dudas que pudieran surgir a la familia.

Por lo anterior, los conocimientos que tiene que poseer el agente funerario van más allá de la especialización en un área determinada. Debe tener un conocimiento integral de todo el servicio fúnebre para facilitar la toma de decisiones útiles y aportar soluciones rápidas.

Fundamentalmente, este profesional tendrá que asesorar a las familias de los fallecidos acerca de todas las posibilidades con las que cuentan con respecto a todos los elementos que intervienen en el proceso funerario. Hablamos principalmente de los siguientes, si bien hay otros:

  • Elegir entre la cremación o la inhumación de la persona fallecida.
  • Escoger un tanatorio, y el tipo de sala en la que velar al fallecido.
  • Por qué arreglos florales optar a la hora de decorar la sala.

El agente funerario debe poseer un amplio conocimiento sobre el proceso a seguir cuando una persona fallece, el cual es un trabajo que puede resultar bastante delicado. Pero precisamente por esta razón, el agente funerario realiza unos estudios previos relacionados con temas funerarios.

Y es que el proceso que engloba un entierro de un ser querido es, sin duda, de lo más complejo. Durante el desarrollo del mismo es necesario dar cumplimiento a distintos tipos de trámites, como puede ser conseguir el certificado de defunción o rellenar numerosos documentos.

Por otro lado, como hemos apuntado ya, el agente funerario tiene que encargarse de gestiones burocráticas para desarrollar correctamente el proceso, por ejemplo conseguir el certificado de defunción. A su vez tendrá que comprobar que toda la documentación ha sido correctamente entregada a las oficinas y las dependencias administrativas que corresponda, siendo así posible tramitar los seguros y todos los papeles relativos al tanatorio apropiadamente.

Junto a todo lo anterior, el agente funerario ha de conocer también el proceso de tanatopraxia, la prevención de riesgos laborales y las normas funerarias aplicables a la tanatopraxia. Todas sus funciones debe realizarlas cumpliendo escrupulosamente el Reglamento Mortuorio aprobado por la comunidad autónoma de la que se trate.

Salario: ¿cuánto cobra?

Los sueldos de los agentes funerarios pueden variar mucho en función de diversos factores. Uno de ellos será la localidad donde trabajen, ya que no tiene la misma complejidad una capital de provincia que una pequeña localidad.

También es determinante la experiencia del agente. En todo caso, el rango de sueldos es muy amplio y variable en función de la localización.

Cursos de agente funerario

Tal como venimos mencionando, un agente funerario tiene que contar con una serie de conocimientos muy específicos y amplios, ya que estas son las características que definen al propio proceso funerario.

Es por ello que existen cursos especializados para formarse como agente funerario, siguiendo siempre la normativa vigente, que cambia con frecuencia. Es importante buscar centros que ofrezcan el certificado ISO, que garantiza la calidad de los profesionales a los que forman.

Titulación necesaria

Una vez que el alumno finaliza el curso para ser agente funerario, recibe el diploma o certificado que le sirve de acreditación como profesional capacitado para trabajar en un tanatorio o una agencia funeraria. De las titulaciones que se pueden conseguir, cabe destacar las siguientes:

  • Acreditación como profesional funerario.
  • Diploma de Técnico en tanatopraxia y tanatoestética.
  • También se puede obtener un certificado de asistencia y valoración expedido por el mismo tanatorio en el que se realizan las prácticas y que garantiza que se trata de un profesional capacitado para trabajar como agente funerario.

Asignaturas y temario

Si bien es cierto que no hay una opinión unánime con respecto al temario que se debe seguir en los cursos para formarse, de forma general estas titulaciones suelen contener los siguientes temas:

  • Psicología durante el duelo y acompañamiento a familia y amigos.
  • Cómo conservar, desinfectar y mantener los vehículos funerarios.
  • Gestión de la actividad de tanatopraxia.
  • Reconstrucción y restauración en cadáveres.
  • Cadáveres: conservación transitoria y embalsamiento.
  • Procesos y técnicas relativas a la conservación o el embalsamamiento de cadáveres.
  • Tanatoestética.
  • Extracciones de prótesis, tejidos, marcapasos y otros dispositivos contaminantes de los cadáveres.
  • Manejo de habilidades y técnicas para la prestación de servicios de tanatopraxia.
  • Prácticas profesionales no laborales de tanatopraxia
  • Protocolo funerario y actuación en recogidas judiciales.
  • Esta es toda la información necesaria sobre el papel y las funciones del agente funerario; una profesión de suma importancia en la sociedad y con proyección de futuro.
VALORACIÓN DEL ARTÍCULO
5/5

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMPARTIR ATÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on print